La displasia de cadera es una afección ortopédica de la articulación de la cadera que puede afectar a los gatos. Es el resultado del desarrollo anormal de una o ambas articulaciones de la cadera y causa inestabilidad y degeneración de las articulaciones. La displasia de cadera es un problema de salud muy común en perros, pero también se observa en gatos..

¿Qué es la displasia de cadera en los gatos??

La displasia de cadera es una enfermedad degenerativa que causa una malformación de la articulación esférica en la cadera, lo que provoca dolor y rigidez. Los gatos con displasia de cadera probablemente desarrollarán osteoartritis a medida que progresa la enfermedad..

Una articulación de cadera normal y funcional consiste en una cabeza femoral redondeada que se asienta en una estructura en forma de zócalo llamada acetábulo. La articulación puede funcionar sin problemas con la ayuda de cartílago, líquido articular y músculos..

Cuando un gato tiene displasia de cadera, la cabeza femoral desarrolla una forma irregular y no se sienta correctamente dentro del acetábulo. La articulación se vuelve inestable, causando dolor, inflamación y rigidez. La articulación mal ajustada puede eventualmente erosionar el cartílago, dejando que el hueso se frote. En algunos casos, la cabeza femoral se disloca del acetábulo. Con el tiempo, puede ocurrir osteoartritis y la articulación desarrolla crecimientos óseos anormales. Esto restringe aún más el rango de movimiento y hace que el dolor y la rigidez empeoren aún más..

La displasia de cadera puede afectar una o ambas caderas en diversos grados..

Causas de la displasia de cadera en gatos

La displasia de cadera es una enfermedad hereditaria en gatos. Es raro entre los gatos domésticos (gatos de raza mixta) y ocurre más comúnmente en los grandes gatos de raza pura como el Maine Coon y el Himalaya. La displasia de cadera es mucho más común en perros que en gatos. Sin embargo, algunos veterinarios creen que los casos leves a moderados no se diagnostican en los gatos debido a su capacidad natural de enmascararse y adaptarse a la enfermedad. En realidad, la displasia de cadera en los gatos puede ser más común de lo que pensamos..

Lee mas  Coronavirus en gatos

Signos de displasia de cadera en gatos

  • Cojera o cojera que empeora gradualmente
  • Problemas para saltar
  • Intolerancia al ejercicio
  • Letargo y / o irritabilidad (debido al dolor)
  • Rigidez y disminución del rango de movimiento en las extremidades posteriores o en ambas
  • Pérdida muscular en las extremidades posteriores.

Es común que los gatos no muestren signos de enfermedad en las primeras etapas de la displasia de cadera. Los gatos con enfermedad leve a moderada nunca pueden presentar signos. De hecho, su veterinario puede descubrir signos de displasia de cadera durante un examen de bienestar de rutina o al tomar radiografías por otro motivo..

A medida que progresan los efectos de la displasia de cadera, los signos a menudo aparecen gradualmente y continúan empeorando con el tiempo. La osteoartritis generalmente ocurre secundaria a la displasia de cadera, lo que empeora el dolor, la inflamación y la rigidez..

Los signos de displasia de cadera pueden ser similares a los signos de otras lesiones. Si ve estos u otros signos de enfermedad en su gato, comuníquese con su veterinario para programar una cita..

Tratamiento

Su veterinario diagnosticará la displasia de cadera de su gato, un examen exhaustivo y radiografías. Las consideraciones del tratamiento se basan en la gravedad de las radiografías y en los síntomas que presenta su gato..

La displasia de cadera en los gatos generalmente se trata primero de manera conservadora. Esto generalmente incluye medicamentos para controlar el dolor y la inflamación. El veterinario también puede recomendar la restricción de descanso y ejercicio. Los suplementos nutricionales, o nutracéuticos, como la glucosamina y la condroitina pueden ayudar a retrasar la progresión de la enfermedad y reducir algunos de los síntomas. Las terapias alternativas, como la acupuntura y la medicina veterinaria tradicional china también pueden ofrecer algo de alivio del dolor..

Lee mas  Qué hacer si hay sangre en la orina de su gato

Si el enfoque conservador no es suficiente, su veterinario le hablará sobre el tratamiento quirúrgico para su gato..

La cirugía más común se llama escisión femoral de cabeza y cuello. El veterinario elimina la cabeza y el cuello deformados del fémur. Con el tiempo, los músculos se reconstruyen y forman una especie de articulación falsa. Después de la recuperación, la mayoría de los gatos vivirán una vida feliz y normal..

En casos raros, se puede considerar un reemplazo total de cadera. Esto implica el reemplazo de la articulación de la cadera con una cadera sintética especial. Esto a menudo se llama micro-THR debido al pequeño tamaño del implante..

Cómo prevenir la displasia de cadera en gatos

No necesariamente puede prevenir la displasia de cadera en los gatos, pero puede detectarla temprano y retrasar su progresión. Póngase en contacto con su veterinario cuando note cojera, dolor o rigidez continuos..

Los criadores de gatos pueden prevenir la displasia de cadera felina. Un gato con displasia de cadera debe ser esterilizado o castrado. Estos gatos nunca deben usarse para criar.

Aprenda a determinar si los cuartos traseros de su gato son saludables