InicioGatosPreguntas frecuentes sobre gatosMención inapropiada en gatos

Mención inapropiada en gatos

Los gatos, a diferencia de los perros, son exigentes y están menos deseosos de complacer a sus dueños. Un gato probablemente no vendrá cuando lo llamen y rara vez ni siquiera responderá a su nombre. Y aunque un raro viaje olvidado a la caja de arena o al plato de comida no debería ser motivo de preocupación, cuando un gato parece inusualmente confundido, desorientado o descoordinado, se justifica una visita al veterinario. Podría estar sufriendo una enfermedad aguda, un trastorno convulsivo o podría haber estado expuesto a una toxina ambiental, causando un lapso temporal del comportamiento normal.1 Cualquier comportamiento anormal que continúe por más de 24 horas o varias veces por semana podría ser el resultado de un problema de salud grave. Una anomalía neurológica solo puede ser diagnosticada por un veterinario.

¿Qué es la mención inapropiada?

La mentalidad inapropiada en los gatos se refiere a una serie de trastornos que pueden conducir a una alteración del funcionamiento cognitivo. Este tipo de falla cerebral puede resultar en pérdida de memoria, falta de coordinación y un mal funcionamiento básico en la vida cotidiana de los gatos. A veces, estos problemas son pequeños y agudos, causados ​​por una lesión o inflamación temporal. Y, a veces, los trastornos cerebrales pueden ser importantes, lo que da como resultado una calidad de vida comprometida.2 Evaluar los signos y discutir sus inquietudes con su veterinario son los pasos iniciales en el diagnóstico y tratamiento de los trastornos mentales en los gatos.

Señales de mención inapropiada

Los gatos aprenden recordando. Pero un gatito que sufrió una lesión en la cabeza a una edad temprana puede haber dañado la parte del cerebro que afecta la memoria a corto plazo. Una lesión cerebral traumática podría explicar la dificultad para recordar la ubicación de los tazones de comida o las cajas de arena. También puede explicar una marcha inestable, falta de coordinación y problemas de equilibrio. Las lesiones traumáticas también pueden causar retraso en el crecimiento.3 Por lo tanto, una nueva mascota que parece ser más pequeña para su edad y raza, o un gatito que no crece, puede haber sucumbido previamente a una lesión. Los trastornos convulsivos también pueden causar desorientación, ritmo y confusión justo después de un episodio. Y la vejez puede resultar en senilidad, presentándose como olvido, ansiedad y comportamiento descoordinado. Cuando se observa una y otra vez, esto podría confundirse con una lesión cerebral más grave. Algunas infecciones (por ejemplo, la peritonitis infecciosa felina) provocan daños en la parte del cerebro que controla el equilibrio y la marcha. Los gatitos afectados muestran graves problemas para caminar, pero por lo demás pueden vivir una vida normal y feliz.

Lee mas  ¿Por qué a los gatos les gustan las cajas?
Lee mas  ¿Por qué los gatos comen hierba?

Erich Schmidt / Getty Images

Causas

Existe un gran debate sobre si un gato puede tener una enfermedad mental o no. Si el comportamiento de su gato parece extraño, podría estar enfermo o podría tener un problema más grave con su sistema nervioso. La «lentitud» puede ser el resultado de daño cerebral debido a lesiones, infecciones, toxinas ambientales, trastornos convulsivos, mutaciones genéticas e incluso disfunción cognitiva en gatos mayores. En el caso de una lesión o infección cerebral, un gato que funciona es un gato feliz. Si su contratiempo no interfiere con las funciones diarias de su gato, es poco lo que debe hacer al respecto. Obtenga un diagnóstico firme para que pueda tomar las medidas adecuadas para prevenir nuevas convulsiones y daños neurológicos.

La disfunción cognitiva (o demencia felina) ocurre con mayor frecuencia en gatos mayores de 9 años. Si adoptas un gato mayor y sientes que su personalidad está «mal», podría estar sufriendo de senilidad. Además del comportamiento descoordinado general, los gatos con demencia también pueden mostrar una agresión innecesaria y pueden mostrar incontinencia.

Información para su veterinario

Antes de llevar a su gato al veterinario, tome notas de sus observaciones: ¿Olvidó Fluffy la ubicación de su comida? Si es así, ¿cuántas veces? Y, ¿ocurrió esto después de un trauma notable u otro evento incitante? Asegúrese de revelar la edad de su gato, cualquier problema de salud preexistente y anote los nombres de los productos químicos domésticos o toxinas a los que podría haber estado expuesto. Una descripción detallada de cuándo comenzó el problema y la gravedad de los signos conducirá a su veterinario hacia las pruebas de detección adecuadas y determinará si se necesita una tomografía computarizada o resonancia magnética o análisis de sangre o si se debe administrar un tratamiento de apoyo inmediato1

Gary Ombler / Getty Images

Diagnóstico

En la oficina del veterinario, cualquier posible lesión cerebral se trata como una emergencia, especialmente si fue el resultado de un traumatismo craneal. Entonces, además de estabilizar a su mascota, el veterinario realizará un examen específicamente en el sistema neurológico de su gato. El veterinario puede determinar que se necesita una resonancia magnética o una tomografía computarizada. En el caso de exposición a toxinas ambientales, más específicamente la ingestión de plomo (que puede causar una serie de problemas neurológicos), su veterinario realizará un análisis de sangre. Si su gato tiene un trastorno convulsivo, también se recomienda realizar análisis de sangre para descartar las causas metabólicas de las convulsiones. Las imágenes por resonancia magnética se realizan para descartar afecciones inflamatorias o tumores. Los casos de convulsiones graves requieren un EEG para medir la actividad eléctrica en el cerebro de su gato. Para la demencia felina, un veterinario analizará el historial de salud completo de su gato y, si es necesario, realizará análisis de sangre para descartar otras afecciones de salud, como enfermedad hepática o renal.

Lee mas  ¿Por qué a los gatos les gusta la hierba gatera?
Lee mas  ¿Por qué a los gatos les gustan las cajas?

Tratamiento

Cualquier gato que sufra una posible lesión en la cabeza debe ser examinado por un veterinario. Un veterinario primero estabilizará al gatito lesionado usando líquidos intravenosos y oxígeno. Sin embargo, no siempre se garantiza una recuperación completa. Después de la lesión, su gato puede actuar de manera diferente, perder su coordinación nítida como un láser o tener un cambio de personalidad. Si esto sucede, lo mejor que puede hacer es proporcionar un entorno de amor y apoyo, reducir los factores estresantes y eliminar los eventos impredecibles tanto como sea posible. Observe las limitaciones de su gato y proporcione un estilo de vida que funcione dentro de ellas. Su veterinario es un excelente recurso de opciones.

Los gatos expuestos a toxinas ambientales también deben ser inspeccionados por un veterinario, ya que el grado de exposición podría ser fatal. El tratamiento por parte de un veterinario puede incluir inducir el vómito, alimentar a su gato con carbón para absorber la toxina, administrar líquidos y medicamentos por vía intravenosa y tiempo para procesar la toxina. Si su gato se recupera por completo, eventualmente los signos neurológicos desaparecerán.

Para los trastornos convulsivos (provocados por enfermedades genéticas u otros), un veterinario recetará medicamentos para controlar las convulsiones. La mayoría de los gatos continúan viviendo vidas felices y saludables y cualquier trastorno de temperamento posterior a las convulsiones debe aliviarse.

Actualmente no existe cura para la demencia felina. Mantener una buena rutina, brindar opciones para el ejercicio y alimentar a su gato con alimentos de alta calidad ayudará a tratar el deterioro adicional. Los suplementos como los ácidos grasos omega-3, SAMe y la melatonina pueden mejorar la función cerebral en los gatos mayores y la aromaterapia con aceites esenciales puede aliviar la ansiedad.7 Sin embargo, algunos aceites pueden ser tóxicos para los gatos, por lo que debe buscar el consejo de su veterinario antes de exponer a su gato a Estos productos.

Lee mas  ¿Por qué los gatos comen hierba?

Prevención

Si bien no puede eliminar todas las posibilidades de que su gato sufra una lesión que podría resultar en daño cerebral, puede hacer todo lo posible para proteger a su gato de accidentes y puede asegurar una salud cerebral adecuada en los años de desarrollo. La nutrición temprana influye en gran medida en el desarrollo del gatito, así que dale comida de alta calidad. Además, bríndele a su gatito la oportunidad de ejercitarse y perfeccionar sus habilidades para crear una mayor coordinación en el futuro. Y, por supuesto, cualquier gato necesita socialización para poder establecer comportamientos que funcionen bien dentro de los límites de la domesticación.

Si sospecha que su mascota está enferma, llame a su veterinario de inmediato. Para preguntas relacionadas con la salud, siempre consulte a su veterinario, ya que han examinado a su mascota, conocen el historial de salud de la mascota y pueden hacer las mejores recomendaciones para su mascota.

Lee mas  ¿Por qué los gatos comen hierba?

Míralo ahora: 9 formas sencillas de amar a tu mascota

Fuentes de artículos Point Pet utiliza solo fuentes de alta calidad, incluidos estudios revisados ​​por pares, para respaldar los hechos de nuestros artículos. Lea nuestro proceso editorial para obtener más información sobre cómo verificamos los hechos y mantenemos nuestro contenido preciso, confiable y digno de confianza.

  1. Diagnóstico de problemas de comportamiento en gatos. Manual veterinario de Merck

  2. Trastornos del sistema nervioso y efectos de las lesiones en los gatos. Manual veterinario de Merck

  3. Trastornos del sistema nervioso y efectos de las lesiones en los gatos. Manual veterinario de Merck

  4. Trastornos congénitos y hereditarios del sistema nervioso en gatos. Manual veterinario de Merck

  5. Disfunción congnitiva. Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Cornell: Centro de Salud Felina de Cornell

  6. Disfunción congnitiva. Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Cornell: Centro de Salud Felina de Cornell

  7. Desembalaje de la demencia felina: una guía veterinaria. DVM360

Stefanie Binder
Amante de la naturaleza, ecologista, veterinaria.
RELATED ARTICLES