Muchos perros sufren de un miedo a los extraños. Se encogen, tiemblan y tratan de esconderse de cualquier persona nueva que conozcan. Si su perro le teme a los extraños, es una buena idea entender las razones para que pueda ayudar a su perro a superar su miedo.

Por qué algunos perros temen a los extraños

Hay algunas razones principales por las que un perro puede temer a los extraños.

Una posible razón es la genética. Un perro tímido y tímido es muy probable que produzca descendientes asustadizos. Un perro que tiene un miedo general a todos los extraños, en lugar de un miedo específico a los hombres o niños, puede estar genéticamente predispuesto a ser temeroso.

La falta de una adecuada socialización como cachorro es otra razón por la que muchos perros temen a los extraños. Los perros que no han tenido la oportunidad de conocer a una gran variedad de personas como cachorros tienen más probabilidades de desarrollar un miedo a las personas que no conocen.

Los perros con antecedentes de abuso pueden tener miedo de los extraños. Sin embargo, no asuma que su perro fue maltratado solo por este miedo. Es más probable que la causa del miedo sea genética o esté relacionada con una mala socialización como cachorro. Sin embargo, si está al tanto de un historial de abuso, entonces puede comprender mejor por qué su perro teme a los extraños.

Consejos para manejar un perro temeroso

El miedo de un perro a los extraños debe manejarse con mucho cuidado. Todos los perros reaccionan de manera diferente cuando tienen miedo. Un perro puede simplemente acurrucarse en un rincón en presencia de un extraño. Otro perro puede reaccionar gruñendo o chasqueando a un extraño. Hay varias cosas que puedes hacer para aliviar el miedo de un perro a los extraños.

  • Haz que los visitantes ignoren al perro mientras lanzan golosinas. Siempre que alguien nuevo venga a visitar, haga que ignoren completamente al perro. Los visitantes no deben intentar acariciar o hacer contacto visual con el perro. Tenga a mano algunas golosinas para que su visitante las tire suavemente en el piso cerca de su perro durante su visita. El perro temeroso puede comenzar lentamente a asociar a extraños con recompensas.
  • Permitir que el perro se acerque a un extraño en sus propios términos. Dependiendo de la gravedad del miedo de su perro, algunos perros pueden calentar rápidamente a un extraño y permitirle acariciar y manipular, mientras que otros pueden realizar varias visitas para calentar a nuevas personas. Es importante que el extraño ignore al perro hasta que el perro inicie el contacto. Una vez que el perro se acerca, los extraños deben continuar evitando el contacto visual y hacer movimientos lentos y sin amenazas.
  • Nunca obligue a un perro a aceptar el manejo de un extraño. Forzar a un perro a enfrentar sus temores de esta manera puede empeorar sus temores. Si un perro es empujado demasiado lejos de su zona de confort y no se le permite escapar, también puede recurrir a morder para escapar.
  • Proporcione a su perro un espacio seguro propio. Si su perro se siente incómodo con sus visitantes desconocidos, permítale escapar. Ayuda si tiene un lugar para él donde sabe que lo dejarán solo. Una jaula es un lugar perfecto para escapar cuando tu perro se pone demasiado ansioso. Asegúrese de que todos sepan que debe quedarse solo cuando esté en este espacio.
  • Trabajo en entrenamiento de obediencia. Cuando los perros tienen miedo, tienden a tener dificultades para concentrarse en cualquier cosa que no sea el objeto de su miedo. Cuanto más trabaje en el entrenamiento de obediencia con su perro, más probable será que responda a las órdenes cuando se sienta ansioso y estresado. Tenerte allí para darle orientación sobre cómo comportarse en estas situaciones puede ayudar a calmarlo.
  • Sé consciente de tu propio lenguaje corporal. A menudo, los dueños de perros anticipan que sus perros reaccionan con temor ante los extraños. Esto puede hacer que el propietario se ponga tenso o agregue tensión a la correa. Los perros son muy buenos para leer el lenguaje corporal, por lo que estas cosas pueden actuar como una señal para que su perro esté a punto de llegar. Sé consciente de lo que le estás diciendo a tu perro con tu lenguaje corporal, y trata de mantenerte amistoso, relajado y optimista cuando tú y tu perro conozcan gente nueva.
  • Tomar precauciones de seguridad. Debido a que los perros que temen a los extraños pueden morder ese miedo, es su trabajo asegurarse de que todos se mantengan seguros alrededor de su perro. Esto puede significar colocar a su perro en una habitación diferente cuando ciertas personas lo visitan o hacer que su perro use un bozal cuando salga a caminar.
  • Se paciente. Cada perro aprende y se ajusta a su propio ritmo. Este proceso puede llevar semanas, meses o más. Algunos perros nunca aceptarán completamente a extraños, pero es posible que pueda ayudar a aliviar el miedo del perro hasta cierto punto.
  • Contratar a un entrenador de perros o conductista. Debido a que el miedo severo a los extraños puede llevar a un comportamiento agresivo, incluyendo gruñidos, chasquidos y mordidas, puede ser útil trabajar con un entrenador de perros o un conductista para idear un plan para lidiar con el miedo de su perro a los extraños. Esta es una idea especialmente buena si ha agotado otras opciones.
Lee mas  Perros peligrosos

Editado por Jenna Stregowski, RVT

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here