Signos de rabia en gatos

La rabia es un virus mortal que daña el sistema nervioso central de los mamíferos. Esta enfermedad zoonótica puede propagarse a personas y otros animales, generalmente a través de mordeduras de personas ya infectadas. La rabia a menudo afecta a la vida silvestre como mapaches, zorrillos y murciélagos, pero puede afectar fácilmente a perros y gatos domésticos.

Los informes de gatos con rabia superan a los de perros, tal vez porque se permite que más gatos deambulen libremente y puedan entrar en contacto con animales salvajes rabiosos o animales callejeros.

Después de que un gato ha estado expuesto a la rabia, pueden pasar semanas o meses hasta que aparezcan los signos. Una vez que aparecen los signos de la rabia en un gato, la muerte suele ocurrir en aproximadamente una semana. No existe tratamiento para la rabia en animales. Por eso la vacunación contra la rabia es absolutamente esencial para todos los gatos.

Los signos de la rabia en los gatos se observan típicamente en tres etapas: prodrómica, excitativa y paralítica.

  • 01 de 04

    Herida por mordedura

    anmbph / Getty Images

    Antes de que aparezcan los signos de la rabia, es posible que note una herida por mordedura o un absceso en su gato. Esto podría provenir de la vida silvestre, otro gato o incluso un perro, cualquiera de los cuales puede ser portador de la rabia.

    Cualquier herida por mordedura u otra lesión debe ser tratada por un veterinario lo antes posible. Hable con su veterinario sobre el historial de vacunación contra la rabia de su gato para que pueda comprender el riesgo de que contraiga esta enfermedad.

    Si el gato ha sido vacunado previamente contra la rabia, su veterinario puede recomendar la re-vacunación después de la mordedura, especialmente si la vacuna está atrasada. Esto puede aumentar la inmunidad y evitar que la rabia infecte al gato.

    Si el gato nunca ha sido vacunado contra la rabia, entonces no hay ningún tratamiento disponible. Por lo general, estos animales deben ser puestos en cuarentena y observados para detectar signos de rabia. Lamentablemente, la eutanasia humanitaria es la única opción una vez que comienzan los signos de la rabia.

    El período de incubación típico de la rabia en gatos dura de uno a tres meses después de la exposición, pero puede durar más en algunos casos. Durante este tiempo, el virus viaja a través del cuerpo hasta el sistema nervioso y finalmente llega al cerebro. Los signos de la infección por rabia aparecen después de este período de incubación. Una vez que aparecen los signos de la rabia, la muerte suele ocurrir en aproximadamente una semana.

    Tenga en cuenta que los gatos pueden transmitir la rabia varios días antes de que aparezcan los signos.

  • 02 de 04

    Etapa prodrómica

    Sinisa Kukic / Getty Images

    Aquí es cuando los primeros signos de rabia afectan el comportamiento del gato. Puede notar que su gato extrovertido de repente es tímido y se esconde. Los gatos temerosos pueden incluso volverse más seguros. El gato puede volverse letárgico y el apetito puede disminuir.

    Los cambios de comportamiento y personalidad varían según el caso; algunos gatos mostrarán cambios de personalidad muy notorios a medida que el virus haga estragos en el cerebro. Otros gatos solo mostrarán cambios leves al principio, lo que dificulta hacer un diagnóstico definitivo.

    La etapa prodrómica de la rabia suele durar de dos a tres días.

  • 03 de 04

    Etapa excitante

    Thorsten Nilson / EyeEm / Getty Images

    Durante esta segunda etapa, los gatos tienden a mostrar cambios de comportamiento más extremos. Parecen agitados e inquietos y, a menudo, reaccionan de forma exagerada a las imágenes y los sonidos normales. Muchos gatos se volverán agresivos sin razón aparente. Pueden atacar a personas, otros animales e incluso objetos sin provocación.

    La etapa de excitación puede durar de uno a siete días y puede superponerse un poco a las otras etapas.

  • 04 de 04

    Etapa paralítica

    Evgeniia Gordeeva / Getty Images

    Durante la etapa final de la rabia, el gato desarrolla debilidad y finalmente parálisis en la cabeza, el cuello y el pecho. La laringe se paralizará y el gato ya no podrá vocalizar ni tragar. Aquí es cuando comienza el conocido signo de «espuma en la boca»; si el gato no puede tragar, la salivación se vuelve excesiva.

    A medida que la debilidad se convierte en parálisis, los músculos que controlan la respiración ya no pueden funcionar, lo que lleva a la muerte.

    La etapa paralítica de la rabia dura de dos a cuatro días y finalmente conduce a la muerte.

Lee mas  ¿Qué es una uretrostomía perineal?
Lee mas  ¿Qué es una uretrostomía perineal?

Es importante comprender que cada caso de rabia es único y que los signos del gato pueden no coincidir con los signos típicos descritos anteriormente.

Los gatos con exposición conocida a la rabia o con cualquier signo, incluso los más sutiles, deberán ser puestos en cuarentena para proteger a las personas y otros animales de la exposición. Los animales enfermos con sospecha de rabia deberán ser sacrificados.

Si un gato con sospecha de rabia ha mordido a una persona, ese gato deberá estar en cuarentena durante diez días. Esto se debe a que sabemos que la muerte ocurre poco después de que aparecen los signos de la rabia. Si el gato no muere durante la cuarentena, entonces la mordedura no pudo haberle transmitido la rabia a esa persona.

La única forma de diagnosticar definitivamente la rabia es mediante el análisis del tejido cerebral. Después de la muerte, el cerebro debe enviarse a un patólogo para su análisis.

Stefanie Binder
Stefanie Binder
Amante de la naturaleza, ecologista, veterinaria.
RELATED ARTICLES