Los tumores cerebrales son un tipo de cáncer grave, aunque poco común, y, lamentablemente, pueden afectar a los gatos. Dado que estos tipos de tumores son internos, no se pueden ver sin imágenes avanzadas, pero eso no significa que no pueda estar atento a los síntomas que causan.

Saber qué tipo de síntomas pueden causar los tumores cerebrales en los gatos puede ayudarte a buscar ayuda para ellos lo antes posible.

¿Qué son los tumores cerebrales en los gatos?

Un tumor en el cerebro de su gato se relaciona con el crecimiento de células anormales. Estos crecimientos generalmente se clasifican como primarios o secundarios.

Los tumores cerebrales primarios son aquellos en los que las células anormales se originaron en el cerebro o su membrana.

Los tumores cerebrales secundarios suelen ser cánceres que se han propagado desde otras partes del cuerpo, lo que se conoce como metástasis. También puede relacionarse con el cáncer en otra parte del cuerpo (como la cavidad nasal) que impacta en el cerebro por extensión local.

Signos de tumores cerebrales en gatos

  • Estimulación excesiva y círculos
  • Problemas de vista
  • Convulsiones
  • Patrones de sueño alterados
  • Inclinación de cabeza
  • Problemas de equilibrio
  • Debilidad

Los diferentes tipos de tumores pueden causar diferentes síntomas en su gato, pero generalmente se dividen en tipos neurológicos y vestibulares.

Signos neurológicos

Los tumores cerebrales pueden causar una variedad de síntomas neurológicos en su gato. Con mayor frecuencia, verá círculos compulsivos y estimulación excesiva, especialmente si el tumor está ubicado en el prosencéfalo. Los problemas con los nervios craneales causarán problemas con la vista y los reflejos oculares y pueden hacer que un gato choque con cosas. También se pueden observar convulsiones y anomalías del sueño.

Lee mas  Glaucoma en gatos

Signos vestibulares

Los espasmos oculares llamados nistagmo, rodar, caerse e inclinar la cabeza son signos clásicos de un problema vestibular, pero también pueden indicar una enfermedad vestibular y no solo un tumor cerebral. La debilidad y la ataxia también se observan con frecuencia.

Causas de los tumores cerebrales en los gatos

No hay mucha investigación sobre las causas de los tumores cerebrales en los gatos. Sin embargo, se cree que los factores que podrían tener un impacto incluyen la genética, las causas ambientales, la dieta, ciertos virus y el trauma.

Diagnóstico de tumores cerebrales en gatos

El primer paso para saber si tu gato tiene un tumor cerebral es llevarlo al veterinario. Su veterinario discutirá los síntomas que está viendo en casa, observará a su gato en la sala de examen y realizará un examen físico completo para detectar anomalías. Si aún se sospecha de un tumor cerebral, puede ocurrir una discusión sobre si desea o no realizar algunas pruebas.

Radiografías del tórax para buscar lesiones en los pulmones que indiquen que el cáncer se ha diseminado, tomografías computarizadas o resonancias magnéticas de la cabeza para buscar el tumor real, análisis de sangre para analizar la función de los órganos, así como el recuento de glóbulos y plaquetas, y potencialmente incluso se puede recomendar una cirugía o una biopsia para obtener una muestra del tumor para analizar.

Algunos propietarios optan por realizar estas pruebas de diagnóstico para que puedan saber exactamente qué tiene su gato y proporcionar un tratamiento. Otros optan por no realizar pruebas y optan por mantener a su gato cómodo con los cuidados paliativos.

Lee mas  Ciproheptadina para gatos

Tratamiento de los tumores cerebrales en gatos

La quimioterapia, la radiación y la cirugía pueden ser opciones que se analizan para tratar el tumor cerebral específico de su gato. Incluso sin ejecutar pruebas de diagnóstico, es posible que algunas de estas opciones sigan estando disponibles.

En los gatos, los meningiomas pueden eliminarse por completo, por lo que el tratamiento quirúrgico suele ser la mejor opción para los gatos. Más del 70% de los tumores cerebrales en gatos son de este tipo.

Sin embargo, para muchos tumores cerebrales no existe cura, pero algunos tratamientos pueden proporcionarle más tiempo con su gato al retrasar el crecimiento y la propagación.

Los cuidados paliativos son una opción que permite controlar los síntomas de un tumor cerebral durante el mayor tiempo posible. Su objetivo es mantener o mejorar la calidad de vida de su gato y puede incluir analgésicos, esteroides y otras cosas.

Querrá discutir sus opciones y lo que implican con su familia y veterinario para elegir los pasos correctos para usted y su gato. No todos los gatos son adecuados para la quimioterapia, la radiación o la cirugía y muchas opciones de medicamentos requieren cuidados especiales en el hogar para la eliminación segura de las heces, así como un horario estricto de administración de medicamentos.

Monitorear la calidad de vida

Lo más importante a controlar es la calidad de vida de su gato, independientemente de si se selecciona o no el tratamiento.

El apetito, la eliminación en la caja de arena, la socialización, el juego con sus juguetes favoritos y otras actividades normales de su gato son cosas que debe controlar. Cuando estas cosas comiencen a volverse menos de una actividad normal, desafortunadamente, puede ser el momento de discutir la eutanasia con su veterinario.

Lee mas  Úlceras en roedores en gatos

El pronóstico de los gatos con tumores cerebrales variará según el tipo de tumor, la gravedad, el estadio y el tratamiento elegido. Por ejemplo, algunos gatos diagnosticados con meningiomas pueden vivir hasta diez años con la cirugía para extirpar el tumor, mientras que otros pueden vivir solo uno o dos años.

Sin embargo, los cuidados paliativos destinados a controlar solo los síntomas del tumor cerebral suelen durar solo un par de semanas.

Artículo anteriorOcho tipos diferentes de arena para gatos
Artículo siguienteTumores cerebrales en perros