InicioUncategorized¿Pueden los gatos y los pájaros vivir juntos?

¿Pueden los gatos y los pájaros vivir juntos?

Los gatos y las aves siempre han sido considerados como depredadores y presas. Se han visto caricaturas, gatos al aire libre y, quizás, algunos gatos de la casa acechando y abalanzándose en las aves, y sabemos que estos comportamientos son muy naturales. Pero, ¿pueden estos instintos naturales ser superados por las aves de compañía y los gatos domésticos para que puedan coexistir?

Instintos naturales de gatos y pájaros

No es de extrañar que los gatos cazen aves y las aves se vayan volando al ver a un gato. La mayoría de las aves, especialmente aquellas que se mantienen como mascotas, son presas y los gatos son depredadores por naturaleza. Los gatos cazan, acechan y sorprenden a sus presas, que pueden consistir en pequeños mamíferos, reptiles, peces y aves. Es divertido para un gato saltar y atrapar objetos, vivos o no, y las aves no son una excepción. Los gatos ven a las aves como divertidas para jugar o como alimento y no diferencian entre las mascotas y las salvajes.

Las aves, por otro lado, volarán con el menor sobresalto, ruido u observación si se sienten en lo más mínimo amenazadas. La vista de un gato a menudo hace que un ave silvestre salga volando tan rápido como sea posible y posiblemente incluso deje escapar un grito para alertar a otras aves del depredador. Las aves mantenidas como mascotas no suelen ser lo suficientemente grandes como para lastimar a un gato, pero incluso si un gato se aproxima a un ave grande, como una guacamaya, se sienten instintivamente temerosos y huirán, si es posible, antes de tener que pelear.

¿Por qué los gatos son peligrosos para las aves?

Esto puede parecer una respuesta obvia, pero los gatos pueden herir o potencialmente matar a un ave con mucha facilidad. Un gato no solo puede comer un ave, sino que es más probable que lo lastime con sus garras afiladas o que cause heridas graves y una infección de las bacterias en su boca. Los gatos también pueden extraer importantes plumas necesarias para el vuelo, el equilibrio y el calor, y causar un trauma mental grave a un ave que ha sufrido un ataque o amenaza.

¿Pueden los pájaros ser peligrosos para los gatos?

A pesar de que un gato es definitivamente más peligroso para un ave que un ave para un gato, un ave todavía puede hacerle daño a un gato que no espera represalias. Los loros grandes tienen picos y garras fuertes. Pueden agarrar y morder y causar un daño grave a un gato desprevenido, especialmente si el gato le tiene miedo al ave y no intenta atacarla. Esto se ve más a menudo con gatos tímidos o curiosos y loros asustados que están actuando en defensa propia.

Ayudando a gatos y pájaros a coexistir

A pesar del hecho de que las aves naturalmente quieren atrapar, y potencialmente incluso comer, un ave mascota, hay cosas que puede hacer para ayudarlos a vivir en paz dentro de su hogar.

  • Si tienes un gato curioso y un pájaro mascota, asegúrate de que el pájaro tenga una jaula o una pajarera seguras en las que el gato no pueda entrar. No debes tener que preocuparte por ellos cuando no estás en casa.
  • Considere colocar la jaula de pájaros en una habitación donde pueda mantener a su gato fuera.
  • No permita que el gato pase tiempo en el aviario o la jaula, incluso si el ave no está presente. No quiere que su gato piense en estas áreas como sus propios lugares y desarrolle ningún sentido de propiedad o celos.
  • Asegúrese de que su gato no pueda derribar la jaula de pájaros. Las jaulas pequeñas, como las que se usan para canarios, que se colocan en las mesas están pidiendo problemas. Asegure las jaulas a un soporte o mesa que no sea fácilmente derribada o asegúrese de que la jaula sea lo suficientemente pesada como para que su gato no pueda empujarla.
  • Use cerraduras de jaula o mosquetones para asegurarse de que su gato no pueda abrir las puertas de las jaulas de pájaros.
  • Si quieres, trata de introducir tu pájaro a tu gato. Este suele ser un proceso muy lento y debe comenzar simplemente permitiendo que su ave y gato enjaulados se vean desde la distancia. Eventualmente, puede llegar a una reunión más cercana después de asegurarse de que tanto su ave como su gato estén cómodos y no estresados. Algunas personas que tienen gatos que no muestran signos de entrar en modo depredador sacarán a su ave de la jaula y permitirán que los dos se vean sin barras en el camino. Esto debe hacerse con gran precaución y conciencia en caso de que su ave intente saltar de sus manos o su gato trate de saltar sobre ella.

    Por supuesto, cada gato y cada ave tiene una personalidad diferente. Algunos gatos no se preocupan en absoluto por un pájaro mascota, mientras que otros hacen de su misión de vida llegar a un pájaro. Tendrá que evaluar las personalidades de sus mascotas, pero siempre permanezca en guardia si permite que su pájaro y gato interactúen.

    Stefanie Binder
    Amante de la naturaleza, ecologista, veterinaria.
    RELATED ARTICLES