Transiciones de conducción suena un poco complicado, pero las transiciones son simplemente cambios en la marcha o cambios de velocidad dentro de una marcha. A menos que su caballo nunca se mueva, en algún momento, estará en una transición, ya sea que lo sepa o no. Si bien el significado de una transición es simple, la ejecución de una transición suave y controlada puede no ser tan sencilla. Como todas las habilidades para montar, se necesita práctica. 

¿Cuáles son las transiciones?

Aumentar el ritmo, ya sea ir de un modo de andar a otro o a un ritmo más rápido dentro de un modo de andar es una transición ascendente. 

Las transiciones simples hacia arriba son:

  • Detener a caminar
  • Caminar a trote / trotar
  • Trotar / trotar a galope / lope
  • Caminar hacia el galope
  • Detener el trote / trotar
  • Alto al galope

Disminuir el ritmo de cualquier manera es una transición descendente.

Las transiciones simples hacia abajo son:

  • Caminar para detener
  • Trotar / trotar para detener
  • Canter / lope para detener
  • Trotar / trotar para caminar
  • Canter / lope para caminar
  • Canter / lope to trot / jog
  • Volver a detenerse

Pero las transiciones no son siempre sobre el cambio de marcha. 

Las transiciones dentro de la marcha pueden ser:

  • Paseo mediano a pie extendido
  • paseo medio a pie recogido
  • paseo recogido a pie extendido
  • Paseo medio al trote recogido
  • Trote extendido a pie recogido
  • galope recogido a galope extendido
  • galope extendido a galope coleccionado
  • galope recogido a mano galope etc …

Así que hay transiciones entre la marcha y la marcha. Los pasos enumerados aquí no incluyen los pasos como el ritmo, el pie solo, el tölt y otros patrones de paso realizados por razas gaitadas como Tennessee Walking Horses, Icelandic Horses y otros. ¡Agregar esos pasos aumentaría considerablemente la lista de posibles transiciones! Todas estas transiciones tienen una cosa en común: deben ser realizadas sin problemas y obedientemente por el caballo.

Lee mas  Perro de montaña Entlebucher: perfil de raza

¿Cuándo se utilizan las transiciones?

Las transiciones se pueden usar para aumentar o disminuir la velocidad, y para que el caballo preste atención al jinete. Se puede ayudar a un caballo que se siente un poco enérgico a centrarse en los frecuentes cambios de las transiciones. Un caballo que está siendo un poco perezoso puede ser motivado trabajando a través de transiciones. Sin embargo, a menos que las transiciones se ejecuten con suavidad y el caballo sea obediente, un caballo puede agotarse fácilmente si las transiciones son demasiado rápidas o no se las indica adecuadamente.

¿Por qué son importantes las transiciones suaves?

Si bien las transiciones son el aspecto más marcado de las pruebas de doma y la equitación occidental y son algo que el juez busca en el anillo de exhibición, también son importantes para cualquier caballo. Aprender a cue correctamente y enseñarle a su caballo a hacer transiciones suaves es importante por varias razones. De hecho, las transiciones suaves pueden ser una de las cosas más importantes que puede enseñarle a su caballo porque indican el nivel de obediencia que su caballo tiene para sus ayudas.

Bumpy, las transiciones ascendentes de estilo de carrera son incómodas para el caballo y el jinete, y el jinete abandona el control al permitir que un caballo «corra» hasta la siguiente marcha. Las transiciones hacia abajo no controladas están desequilibradas y no preparan al caballo ni al jinete para los momentos en que la transición a la baja realmente cuenta, como cuando necesita detenerse rápidamente. Un caballo que está equilibrado a través de las transiciones no solo es un paseo más cómodo, sino que también será un paseo más seguro.

Lee mas  Animales que son adoptados en último lugar

¿Cómo conseguir transiciones suaves?

Al igual que muchos aspectos de la conducción, obtener una transición suave requiere desarrollar ‘sensación’. Para aprender a aplicar las ayudas correctas para las transiciones ascendentes y descendentes, es mejor trabajar con un entrenador, que puede identificar los hábitos y tendencias de conducción que podrían impedir que su caballo aprenda o realice transiciones suaves. Lo que puedes aprender podría ser algo como esto:

Para las transiciones hacia arriba, como caminar para trotar, deberá estar sentado en equilibrio. Usa tu mente para imaginar exactamente lo que quieres hacer: haz que tu caballo trote sin problemas, sin caer en la broca, enredarse o desplomarse. Reúne tus riendas para que tengas un poco más de tacto. Conduce el caballo hacia adelante con tu asiento y piernas. Exhala mientras das la señal.

Para las transiciones hacia abajo, siéntese en el asiento, use las piernas para ayudar a que el caballo se suba debajo de sí mismo a medida que disminuye la velocidad, usando sus cuartos traseros para que no se caiga hacia adelante, mientras que usa la ayuda de rienda para reducir la velocidad del frente del caballo.

Por supuesto, cuando realmente estás haciendo una transición, hay mucho más en juego de lo que se puede describir en unas pocas frases, y es por eso que un buen entrenador es esencial. También es esencial la práctica. Probablemente no influirás en tu caballo para hacer una transición suave la primera vez que lo intentes. Al igual que aprender cualquier nueva habilidad, usted y su caballo necesitarán mucha práctica.