La meningitis significa literalmente ‘inflamación de las meninges’ y es una afección neurológica rara pero potencialmente mortal. Las meninges son las membranas que recubren el cerebro y la médula espinal, y la meningitis en los gatos puede ocurrir por sí sola o puede ocurrir junto con otras enfermedades neurológicas como mielitis (inflamación de la médula espinal) y encefalitis (inflamación del cerebro).

Los síntomas de la meningitis en los gatos

Cualquier enfermedad neurológica puede provocar una serie de síntomas y la meningitis no es diferente. La mayoría de los signos clínicos observados se consideran clásicos de un proceso de enfermedad neurológica. Si su gato presenta alguno de los siguientes síntomas, debe buscar atención veterinaria inmediata.

Señales

  • fiebre
  • convulsiones
  • cambios en el comportamiento
  • una inclinación de cabeza
  • marcha descoordinada
  • un cambio en la actividad mental o mental

Causas de la meningitis en los gatos

La meningitis, desafortunadamente, puede tener múltiples causas.

Infecciones virales

Una infección viral, como la peritonitis infecciosa felina (FIP), puede causar meningitis. La FIP es causada por un coronavirus específico de felino. Existe una vacuna que se ha desarrollado para la FIP, pero la mayoría de los veterinarios no suelen vacunarla. Esto se debe a que los estudios han demostrado que la eficacia de esta vacuna es variable, si es que es efectiva. Como tal, la Asociación Estadounidense de Profesionales Felinos no la recomienda actualmente como vacuna principal para gatos.

Infecciones bacterianas

Las bacterias, ya sean aeróbicas (aquellas que requieren oxígeno para sobrevivir) o anaeróbicas (aquellas que no necesitan oxígeno para sobrevivir) pueden causar meningitis si las bacterias logran ingresar al sistema nervioso central de su gato.

Lee mas  Insuficiencia renal en gatos

Por eso es importante buscar tratamiento inmediato para cualquier infección bacteriana que desarrolle su gato.

Infecciones por hongos

Las infecciones por hongos como las causadas por hongos del género Cryptococcus pueden causar meningitis.

Infecciones parasitarias

El parásito Toxoplasma gondii es un parásito protozoario que causa toxoplasmosis y también puede causar meningitis. Su gato puede contraer este parásito si caza y consume un animal infectado con el parásito.

Otras causas

También existen causas no infecciosas de meningitis. Estos pueden incluir trastornos inmunomediados, en los que el sistema inmunológico de su gato reacciona y ataca sus propias células y tejidos.

Diagnóstico de la meningitis en gatos

Cuando lleve a su gato al veterinario porque muestra signos neurológicos preocupantes, el veterinario comenzará con un examen físico completo, incluido un examen neurológico completo. Además de cualquier otra anomalía, su veterinario controlará a su gato para detectar dolor de cuello y una disminución o falta de respuesta de amenaza. El reflejo amenazante de tu gato es cuando parpadea instintivamente cuando algo se acerca a su ojo.

Una vez que haya terminado de examinar a su gato, es probable que su veterinario quiera realizar un diagnóstico básico. Esto puede incluir controlar la presión arterial, que puede ser anormalmente baja si su gato tiene meningitis, así como análisis de sangre y un análisis de orina para determinar si hay pérdida de la función de los órganos.

Las pruebas más avanzadas, como una resonancia magnética o una tomografía computarizada, pueden brindarle a su veterinario una visión más detallada del alcance de la meningitis de su gato. Finalmente, es posible que su veterinario quiera recolectar una muestra del líquido cefalorraquídeo de su gato, ya que su cultivo puede identificar cualquier agente infeccioso que cause síntomas.

Lee mas  Cómo tratar la enfermedad del disco intervertebral en los gatos

La mayoría de los médicos generales no tienen la capacidad para realizar estas pruebas avanzadas, por lo que su veterinario puede derivarlo a un neurólogo.

Tratamiento

El tratamiento de la meningitis en gatos dependerá del agente causal y de los síntomas primarios.

Su veterinario puede recetar antibióticos o antifúngicos si sospecha una infección bacteriana o fúngica. También se pueden recetar esteroides como la prednisolona para ayudar a disminuir la inflamación en el sistema nervioso de su gato.

Desafortunadamente, no existe una buena cura médica para la meningitis viral. Si su veterinario sospecha que la meningitis de su gato es de naturaleza viral, le recetará tratamientos de apoyo. Estos ayudarán a que su gato se sienta cómodo y ayudarán a controlar los síntomas de la mejor manera posible. En casos severos, su gato puede requerir hospitalización para cuidados y monitoreo de enfermería las 24 horas del día.

La meningitis, aunque rara, requiere un tratamiento rápido y agresivo. El pronóstico de su gato depende de la causa. En la mayoría de los casos, el pronóstico de recuperación y una alta calidad de vida de su gato es bueno, pero cada caso será diferente. Si su gato contrae meningitis viral, su pronóstico puede ser un poco más reservado.

18 señales de que tu gato está enfermo

Artículo anteriorHidrocefalia en perros
Artículo siguienteCaballo tigre: perfil de la raza