La estenosis espinal, y más específicamente la estenosis lumbosacra, es una enfermedad dolorosa que afecta la médula espinal de un perro y puede causar problemas urinarios, intestinales y para caminar. Saber qué es esta enfermedad, cómo se diagnostica y qué tipo de opciones de tratamiento existen puede ayudar a preparar al dueño de un perro en caso de que su perro sea diagnosticado con este problema.

¿Qué es la estenosis espinal en los perros??

La estenosis espinal se conoce más comúnmente como estenosis lumbosacra y es una enfermedad que afecta las estructuras de la médula espinal en las regiones lumbar y sacra de la columna vertebral. La médula espinal está protegida en el cuerpo por la columna ósea y los perros con estenosis espinal tienen diferentes problemas que ejercen presión sobre la parte de la médula espinal y los nervios cerca de las caderas y la cola. Esto resulta en una variedad de síntomas problemáticos para un perro en la parte trasera. La estenosis espinal también puede ocurrir en la región cervical de la columna vertebral, pero esto se conoce como síndrome de Wobbler y produce síntomas diferentes que la estenosis lumbosacra..

Signos de estenosis espinal en perros

  • Dificultad para levantarse después de sentarse o acostarse
  • Dificultad para subir las escaleras.
  • Dolor en la parte trasera
  • Debilidad en el extremo posterior
  • Incontinencia urinaria o fecal
  • Knuckling y arrastre de las patas traseras
  • Incapacidad para mover o levantar la cola

La estenosis espinal afecta los cuartos traseros de un perro y los síntomas pueden variar según la gravedad de la enfermedad o dónde y cómo se ve afectada la médula espinal. La mayoría de los perros experimentan dificultades para usar sus extremidades posteriores, específicamente cuando intentan levantarse después de acostarse o sentarse y cuando intentan subir escalones. La debilidad general en el extremo posterior puede observarse como tambalearse o tropezar mientras camina y, a veces, las patas incluso se golpean y arrastran por el suelo.

Lee mas  Polimiositis en perros

Algunos perros experimentan un dolor intenso en el extremo posterior debido a los nervios afectados y llorarán si se toca su extremo posterior. Los nervios afectados también pueden causar que un perro con estenosis espinal pierda el control de su vejiga e intestinos, por lo que pueden ocurrir accidentes en la casa y charcos de orina donde el perro estaba acostado..

Finalmente, un perro con estenosis espinal puede no ser capaz de levantar la cola o moverla. Si el dueño de un perro intenta levantar la cola de un perro, también puede llorar de dolor o quejarse.

Causas de la estenosis espinal en perros

La estenosis espinal es una enfermedad degenerativa, por lo que esto se desarrolla a medida que el perro envejece. Se cree que la genética puede desempeñar un papel en esta enfermedad, especialmente en los pastores alemanes, pero algunos perros nacen con vértebras de forma anormal que pueden provocar estenosis espinal. Se necesita más investigación para comprender completamente la causa de esta enfermedad..

Diagnóstico de estenosis espinal en perros

Si sospecha que su perro está desarrollando estenosis espinal, entonces su veterinario discutirá los síntomas que está viendo en casa y realizará un examen físico completo. Se pueden descartar otras enfermedades haciendo algunos análisis de sangre y orina, pero se deberán tomar radiografías de la columna vertebral para observar la forma y el espacio de las vértebras. Sin embargo, para hacer un diagnóstico final, será necesario realizar una resonancia magnética o una tomografía computarizada..

Tratamiento de la estenosis espinal en perros

La restricción de actividad junto con medicamentos para tratar la inflamación y el dolor es el plan de tratamiento típico si la cirugía no es una opción para su perro. Algunos perros con estenosis espinal funcionan bien con este plan de tratamiento, pero si la enfermedad es lo suficientemente grave, la intervención quirúrgica puede ser la única opción..

Lee mas  Perros y clima caluroso

Se realizará una cirugía llamada laminectomía si se elige la cirugía. Durante este procedimiento, el médico aliviará la presión que se ejerce sobre los nervios y la médula espinal. No todos los veterinarios se sienten cómodos realizando este tipo de cirugía, por lo que es probable que deba visitar un hospital especializado para que se realice este procedimiento..

La atención postoperatoria incluye medicamentos para controlar el dolor y la inflamación y también puede requerir rehabilitación física, terapia de frío con láser y varios suplementos..

Cómo prevenir la estenosis espinal en perros

Dado que se cree que la estenosis espinal es un problema genético o congénito, la única forma de ayudar a prevenir que ocurra en los perros es detectar razas en riesgo para detectar problemas espinales antes de criarlos. Los pastores alemanes son más propensos a desarrollar estenosis espinal, por lo que se deben obtener radiografías de la columna vertebral para garantizar que no haya anormalidades aparentes de las vértebras en esta raza…