InicioGatosSalud y bienestar del gatoCómo tratar la encefalitis en los gatos

Cómo tratar la encefalitis en los gatos

La encefalitis en gatos es uno de los problemas neurológicos más frecuentes. Literalmente significa ‘inflamación del cerebro’, esta condición potencialmente mortal puede ocurrir por sí sola o puede ocurrir junto con otras enfermedades neurológicas como mielitis (inflamación de la médula espinal) y meningitis (inflamación de las meninges, que son las membranas que cubren el cerebro y la médula espinal de su gato).

¿Cuáles son los síntomas de la encefalitis en los gatos?

La encefalitis puede provocar una gran cantidad de síntomas. La mayoría de ellos se consideran clásicos para un proceso de enfermedad neurológica. Si observa alguno de los síntomas que se enumeran a continuación, busque atención médica veterinaria de inmediato.

Señales

  • fiebre
  • embargo
  • cambios en el comportamiento
  • una inclinación de cabeza
  • parálisis facial
  • marcha descoordinada
  • pupilas puntuales
  • pupilas de diferentes tamaños (llamadas ‘aniscoria’)
  • un cambio en la actividad mental o mental

¿Qué causa la encefalitis en los gatos?

La encefalitis, desafortunadamente, puede tener una multitud de causas. Algunos de los más comunes se describen a continuación.

Infecciones virales

Una infección viral, como el síndrome de inmunodeficiencia felina (FIV), la peritonitis infecciosa felina (FIP) o incluso la rabia, pueden causar encefalitis. La mayoría de los departamentos de salud pública requieren que todos los gatos, independientemente de su estado en interiores o exteriores, estén vacunados contra la rabia. Existe una vacuna para el FIV, pero la mayoría de los veterinarios no vacuna a los gatos. Esto se debe en parte a que el riesgo de contraerlo es bajo ya que el modo principal de transmisión es a través de heridas por mordedura. También se debe en parte a que un gato vacunado contra el FIV posteriormente dará positivo a pesar de no tener la enfermedad.

Lee mas  Síndrome de hiperestesia felina
Lee mas  Síndrome de hiperestesia felina

La FIP es causada por un coronavirus felino específico. Al igual que el FIV, existe una vacuna que se ha desarrollado para el FIP pero, al igual que el FIV, normalmente no se utiliza. Esto se debe a que los estudios han demostrado que la eficacia de esta vacuna es variable, si es que es efectiva. Como tal, la Asociación Estadounidense de Profesionales Felinos no la recomienda actualmente como vacuna principal para gatos.

Infecciones bacterianas

Las infecciones bacterianas, ya sean aeróbicas (una que requiere oxígeno) o anaeróbicas (una que puede prosperar sin oxígeno), pueden causar encefalitis en su gato.

Infecciones por hongos

Las infecciones por hongos, como las causadas por Cryptococcus neoformans y Blastomyces dermatididis , también pueden causar encefalitis.

Infecciones parasitarias

Cosas como la toxoplasmosis, causada por el parásito protozoario Toxoplasma gondii , pueden provocar encefalitis.

Otras causas

Sin embargo, su gato no necesita contraer nada infeccioso para desarrollar encefalitis. Otras causas incluyen trastornos inmunomediados y encefalitis idiopática (lo que significa que nunca se identifica una causa).

¿Cómo se diagnostica la encefalitis en los gatos?

Siempre debe llevar a su gato al veterinario si muestra signos neurológicos preocupantes. Se realizará un examen físico completo, incluido un examen neurológico completo.

Una vez que haya terminado de examinar a su gato, es probable que su veterinario quiera realizar análisis de sangre y un análisis de orina. Dependiendo de la causa de la sospecha de encefalitis de su gato, su análisis de sangre mostrará valores diferentes.

Una infección bacteriana provocará un aumento de los glóbulos blancos, mientras que una infección viral puede causar una disminución de un tipo específico de glóbulos blancos llamado linfocito.

Lee mas  8 formas de ayudar a tu gato a perder peso
Lee mas  Insuficiencia renal en gatos

También se pueden tomar imágenes para darle a su veterinario una visión interna del cerebro y la médula espinal de su gato. Las radiografías pueden mostrar afectación pulmonar, pero para evaluar mejor el sistema neural de su gato, su veterinario necesitará ver imágenes avanzadas como una resonancia magnética o una tomografía computarizada. Estos pueden darle a su veterinario una visión más detallada del alcance de la encefalitis de su gato y qué parte (o partes) del cerebro está involucrada.

Por último, es posible que su veterinario desee recolectar una muestra del líquido cefalorraquídeo de su gato, ya que su cultivo puede identificar cualquier agente infeccioso que cause los síntomas de su gato.

¿Cómo se trata la encefalitis en los gatos?

La preocupación inmediata de su veterinario será disminuir la hinchazón en el cerebro de su gato y detener las convulsiones que su gato pueda estar sufriendo. Le recetarán medicamentos para ayudar específicamente con estos.

Si se identifica un agente causal, su veterinario le recetará medicamentos para tratarlo también. Esto puede incluir antibióticos o antifúngicos. Hay medicamentos antivirales para gatos disponibles, pero no están exentos de riesgos. Su veterinario podrá discernir si serían una opción de tratamiento adecuada para su gato o no.

Si los síntomas de su gato son graves, es posible que requieran hospitalización para recibir atención las 24 horas. Esto puede incluir antibióticos intravenosos y cuidados de apoyo como líquidos intravenosos.

Una vez que se inicia el tratamiento, es posible que comience a ver una mejoría en los síntomas de su gato en el transcurso de semanas o meses. El pronóstico y la velocidad de recuperación dependerán de la causa de la encefalitis de su gato y de la gravedad de su caso. Su veterinario también querrá ver a su gato para controles de rutina para monitorear de cerca su recuperación.

Lee mas  Cómo tratar la meningitis en los gatos
Stefanie Binder
Stefanie Binder
Amante de la naturaleza, ecologista, veterinaria.
RELATED ARTICLES