La caída del pelo en los gatos

En este artículo Ampliar

  • ¿Qué es la caída del pelo?
  • Síntomas
  • Causas
  • Diagnóstico
  • Tratamiento
  • Pronóstico
  • Prevención

La caída del pelo, también conocida como alopecia felina, es un problema común para muchos gatos que puede tener diversas causas. Aunque puede resultar alarmante para los propietarios notar que faltan partes del pelaje de su mascota, muchas de las razones que subyacen a esta afección pueden ser tratadas por su veterinario. Algunos gatos (como los fácilmente reconocibles Sphynx) se crían para no tener pelo, pero la pérdida de pelo en gatos que, por lo demás, tienen un pelaje completo indica otro problema. Las afecciones médicas, los parásitos, los problemas de comportamiento e incluso el dolor pueden hacer que su mascota pierda el pelo. Si no se trata, la alopecia puede seguir extendiéndose a otras partes del cuerpo del gato. Además de llevar a sus gatos a un examen veterinario, los propietarios pueden tomar algunas medidas preventivas para reducir las molestias que puedan sufrir sus gatos.

¿Qué es la caída del pelo?

La caída del pelo en los gatos (alopecia felina) es una afección que hace que los gatos pierdan partes de su pelaje, dando lugar a secciones calvas en partes del cuerpo que normalmente están cubiertas de pelo. Diversos factores pueden contribuir a la alopecia felina, por lo que el diagnóstico y el tratamiento de este trastorno pueden implicar múltiples pasos. La alopecia puede incluir la pérdida total o parcial que aparece en patrones asimétricos o simétricos en el pelaje. Además, puede abarcar distintas partes del cuerpo como el cuello, la base de la cola, la pérdida de pelo de las patas traseras, etc.

Síntomas de la pérdida de pelo en los gatos

Dado que la alopecia felina es un síntoma de otros problemas de salud, los gatos que experimentan pérdida de pelo deben acudir a un veterinario que pueda realizarles pruebas para determinar la causa. Su gato puede tener afecciones médicas físicas que le lleven a perder partes de su pelaje, o simplemente puede tener su origen en problemas de comportamiento como el estrés, que pueden controlarse con cambios en el estilo de vida. Notará estos signos:

Síntomas

  • Calvas en la piel
  • Picor excesivo, lamido o rascado de las zonas problemáticas
  • Enrojecimiento, irritación o llagas

Si las calvas en la piel de su gato van acompañadas de comportamientos como picores, podría ser indicativo de alergias u otras enfermedades cutáneas. Éstas suelen estar causadas por alimentos, partículas transportadas por el aire o picaduras de pulgas y mosquitos.1 También puede notar que su gato se lame o rasca la zona problemática hasta que se enrojece e irrita. Esto puede provocar llagas en la piel.

Lee mas  Razones por las que su gato puede estar estresado

Aunque los síntomas anteriores se observan comúnmente con la caída del pelo, otros síntomas pueden ser signos de enfermedades más graves. Algunos gatos también pueden vomitar, volverse letárgicos o presentar cambios en su apetito. Debe buscarse atención veterinaria lo antes posible, tanto en casos de pérdida de pelo inusual como cuando se presenten síntomas adicionales.2

Causas de la pérdida de pelo

Existen varias razones por las que los gatos experimentan pérdida de pelo. Al igual que otros problemas de picor en la piel, su gato puede perder partes de su pelaje por rascarse en exceso durante los ataques de pulgas, garrapatas o ácaros. Las afecciones médicas subyacentes también pueden ser la causa, lo que requerirá tratamientos específicos de un veterinario en función del diagnóstico. La pérdida de pelo también puede producirse cuando los gatos experimentan dolor físico o problemas de comportamiento que les llevan a acicalarse en exceso. Las siguientes son causas comunes de alopecia en los gatos:

  • Afecciones médicas y cutáneas: Los desequilibrios hormonales, como el hipertiroidismo o el aumento de los niveles de esteroides en el organismo, pueden provocar la caída del pelo.3 Las alergias cutáneas o las reacciones alérgicas son causas adicionales. Si observa enrojecimiento, protuberancias, costras o pérdida de piel, podrían ser signos de que su gato padece una enfermedad cutánea común o incluso afecciones como la dermatofitosis (tiña).4 La alopecia también puede ser un efecto secundario de algunos medicamentos.
  • Parásitos: Los parásitos como las pulgas, las garrapatas y los ácaros pueden causar picor, inflamación y lesiones que también pueden provocar la caída del pelo. Su gato puede empezar a acicalarse en exceso mientras lidia con las molestias de la piel, arañando o mordiendo lo bastante fuerte como para irritar la piel y arrancar el pelo.5
  • Problemas emocionales y de comportamiento: Los trastornos nerviosos que se manifiestan en problemas de comportamiento como el acicalamiento excesivo pueden causar alopecia felina, pero son difíciles de diagnosticar.6 Una vez descartados otros problemas médicos, podría determinarse que ésta es la causa de la caída del pelo de su gato. Mantenga a su gato mentalmente estimulado e intente reconducir las conductas de acicalamiento excesivo en cuanto las observe. En algunos casos, su veterinario puede recetarle medicamentos para modificar el comportamiento.
  • Dolor físico: Si los gatos sienten dolor muscular o articular bajo la piel, pueden lamerse la zona para aliviar el dolor. Cuando este comportamiento se realiza en exceso, su gato puede llegar a lamerse el pelo.7
Lee mas  El estrés en los gatos

Diagnóstico de la caída del pelo en los gatos

Para diagnosticar la causa de la caída del pelo felino, los veterinarios pueden tomar muestras de la superficie de la piel para buscar infecciones como ácaros, levaduras y bacterias al microscopio. También pueden hacer una biopsia de piel o un cultivo, además de realizar un examen visual para ver si hay pulgas u otras infestaciones.

Si los resultados de estos exámenes son normales, es probable que se soliciten análisis de sangre para determinar si un desequilibrio hormonal o tiroideo está causando la caída del pelo. Si la causa sigue siendo incierta, herramientas de diagnóstico por imagen como radiografías y ecografías pueden ayudar a su veterinario a descartar un cáncer o anomalías en las glándulas suprarrenales.

Tratamiento

Si la alopecia se debe a un trastorno médico, como erosiones cutáneas, desequilibrio tiroideo u otros desequilibrios hormonales, su veterinario puede recetarle medicamentos y pomadas tópicas para tratar la causa subyacente. Cuando los gatos pierden pelo debido a pulgas o garrapatas, los propietarios deben limpiar sus casas, incluyendo la ropa de cama del gato, sus juguetes y otros enseres del minino. Su veterinario puede ayudarle a determinar una solución a largo plazo para el control y la prevención de las pulgas que ayude a su gato a mantenerse libre de plagas en el futuro.

Si la pérdida de pelo se debe a un problema de comportamiento, los propietarios deben recurrir a la modificación de la conducta para aminorar el problema. Un especialista en comportamiento felino podría ser útil para «reenseñar» a su gato las conductas de acicalamiento adecuadas. También pueden resultar útiles los ansiolíticos, el spray sintético de feromonas faciales felinas u otros calmantes.

Pronóstico de los gatos con pérdida de pelo

Dependiendo de la causa, la pérdida de pelo de su gato puede ser a menudo un problema temporal cuando se administra el tratamiento adecuado. Muchas afecciones, incluidas las enfermedades cutáneas como la tiña, pueden curarse y dar lugar a que vuelva a crecer el pelo de su gato.2 En otros casos, es posible que el pelo de su gato no vuelva a crecer por completo.

Además de administrar la medicación adecuada, observe el estado de su gato para asegurarse de que la pérdida de pelo no empeora. Si no existe cura, el cuidado adecuado de su gato con alopecia se centrará en prevenir el picor, el dolor y las infecciones secundarias.

Cómo prevenir la caída del pelo

La prevención de la caída del pelo felina puede requerir una serie de cuidados por parte del propietario. Si su gato ya ha sufrido alopecia, hable con su veterinario sobre los mejores métodos para mantener su pelaje sano tras el tratamiento. Además, mantener a raya las plagas puede ayudar a prevenir los picores que conducen a un acicalamiento excesivo. Las siguientes son opciones que los propietarios deben tener en cuenta:

Lee mas  El estrés en los gatos

Atención médica

Pregunte a su veterinario sobre tratamientos tópicos seguros para aliviar el dolor y el picor. Si puede romper el ciclo de rascarse y morderse la piel inflamada, su gato tendrá más posibilidades de curarse. El uso regular de medicación contra garrapatas y pulgas es otro paso importante para mantener sano a su gato y descartar esas plagas como posible motivo de la caída del pelo.

Exámenes domésticos y prevención

Si su gato sigue mordiéndose y tirándose del pelo, hágale un examen minucioso de la piel y el pelo al menos una vez a la semana. Utilice un peine de púas finas y separe el pelo para examinar secciones individuales. Preste especial atención a las zonas que su gato araña más que otras. También es útil asegurarse de que la ropa de cama, los juguetes o los postes rascadores no contribuyen al problema por ser demasiado ásperos con el pelo del gato.

Si sospecha que su mascota está enferma, llame inmediatamente a su veterinario. Para cuestiones relacionadas con la salud, consulte siempre a su veterinario, ya que él ha examinado a su mascota, conoce su historial sanitario y puede hacerle las mejores recomendaciones. Fuentes de los artículos Point Pet sólo utiliza fuentes de alta calidad, incluidos estudios revisados por expertos, para respaldar los datos de nuestros artículos. Lea nuestro proceso editorial para saber más sobre cómo comprobamos los hechos y mantenemos nuestro contenido preciso, fiable y digno de confianza.

  1. Enfermedades de la piel felina. Centro de Salud Felina de Cornell, diciembre de 2014

  2. Una delgada línea: muda normal frente a alopecia felina. Texas A&M College of Veterinary Medicine & Biological Sciences, 9 de noviembre de 2020

  3. Hipertiroidismo en gatos. Centro de Salud Felina, Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Cornell.

  4. Dermatofitosis en perros y gatos. Manual veterinario Merck.

  5. Parásitos externos. Asociación Americana de Medicina Veterinaria.

  6. Hnilica, Keith A, Patterson, Adam P. Capítulo 9 – Alopecias hereditarias, congénitas y adquiridas. Dermatología de pequeños animales (Cuarta edición), pp. 302-352, 2017, W.B. Saunders. doi:10.1016/B978-0-323-37651-8.00009-2

  7. Gatos que se lamen demasiado Centro de Salud Felina, Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Cornell.

- Advertisement -