InicioGatosSalud y bienestar de gatosEnfermedad vestibular en gatos

Enfermedad vestibular en gatos

Puede ser más que alarmante descubrir que su gato se cae repentinamente y no puede moverse con normalidad. Aunque puede preocuparse por un derrame cerebral, la dificultad de movilidad de su gato también podría deberse a algo llamado Enfermedad Vestibular.

¿Qué es la enfermedad vestibular en los gatos?

A veces llamada enfermedad vestibular idiopática felina o síndrome vestibular felino, la enfermedad vestibular en los gatos es un proceso que afecta el centro vestibular del cerebro de su gato. Cuando funciona correctamente, el centro vestibular del cerebro sirve para ayudar a su gato con el equilibrio, la coordinación y la conciencia de las extremidades.

Hay dos tipos principales de enfermedades vestibulares en los gatos. La Enfermedad Vestibular Central ocurre cuando una infección cerebral o un tumor afecta de manera adversa el centro vestibular de su gato. La enfermedad vestibular periférica ocurre cuando los nervios del oído o el cerebro se ven afectados.

La enfermedad vestibular puede ocurrir en gatos de todas las edades y razas, aunque se ha demostrado que ciertas razas, como el siamés y el birmano, padecen una forma congénita de la enfermedad.

Síntomas de enfermedad vestibular en gatos

  • Marcha descoordinada
  • Dando vueltas hacia un lado
  • Inclinación de cabeza
  • Movimiento rápido de ojos
  • Pérdida de apetito
  • Náuseas vómitos

El síntoma más frecuente de la enfermedad vestibular en los gatos es una marcha descoordinada o una caída. Su gato también puede girar hacia un lado. Mientras su gato se tambalea, también puede notar una inclinación de la cabeza y / o un movimiento ocular rápido llamado nistagmo. En casos graves, su gato puede comenzar a mostrar signos de náuseas, levantar la nariz al comer y también puede comenzar a vomitar.

Lee mas  ¿Qué es una uretrostomía perineal?

Algunos propietarios pueden encontrar a su gato dando vueltas y cayéndose y pensar que ha sufrido un derrame cerebral. Afortunadamente, los accidentes cerebrovasculares no se observan con tanta frecuencia en los gatos como en las personas.

Lee mas  ¿Por qué mi gato vomita agua?

Si tu gato fueron para tener un accidente cerebrovascular, lo más probable es que se deba a hipertiroidismo, enfermedad renal crónica o una afección cardíaca llamada miocardiopatía hipertrófica. Si bien estos procesos de enfermedad individuales se pueden ver en gatos geriátricos, un gato que sufre un derrame cerebral todavía se considera una ocurrencia rara.

Causas de la enfermedad vestibular en los gatos

Como inferiría el nombre alternativo de la enfermedad vestibular idiopática felina, la gran mayoría de los casos en gatos son idiopáticos. Esta es solo una forma elegante de decir que se desconoce la verdadera causa subyacente de la enfermedad.

Ocasionalmente, su gato puede sufrir una enfermedad vestibular debido a una infección del oído medio o interno. Incluso casos más raros de enfermedad vestibular en gatos pueden ser causados ​​por un tumor en el cerebro.

Diagnóstico de enfermedad vestibular en gatos

Desafortunadamente, no existe una prueba específica que pueda diagnosticar la enfermedad vestibular en gatos. Más bien, el diagnóstico se basa en el examen físico, la historia y los signos clínicos. Si una enfermedad más grave, como una infección del oído interno o un tumor cerebral, es la culpable, las pruebas avanzadas como una resonancia magnética, cultivos de oído, análisis de líquido cefalorraquídeo y análisis de sangre básicos pueden descubrirlo.

Tratamiento de la enfermedad vestibular en gatos

Dado que la mayoría de los casos de enfermedad vestibular en gatos son idiopáticos, el tratamiento es principalmente de apoyo. Su veterinario puede recetarle un medicamento que funcione para prevenir las náuseas y los vómitos. Si el equilibrio de su gato se ve gravemente afectado, es posible que necesite cambios sutiles en su situación de vida.

Lee mas  Ciproheptadina para gatos

Cajas de arena de entrada baja, que impidan el acceso a superficies altas de las que puedan caerse y que les lleven los tazones de comida y agua hasta que recuperen cierto sentido del equilibrio.

Lee mas  ¿Qué es una uretrostomía perineal?

Los gatos que padecen una enfermedad vestibular idiopática generalmente se recuperan por completo en unas pocas semanas. Dependiendo de la duración y la gravedad del brote, puede haber algunos efectos persistentes con su marcha, pero, en su mayor parte, se recuperan por completo.

Si la enfermedad vestibular de su gato se debe a un problema del oído medio o interno, su veterinario querrá tratar la infección subyacente. Se pueden recetar antibióticos y / o antifúngicos para administrarlos por vía oral y en los conductos auditivos de su gato.

Para los gatos a los que se les ha diagnosticado un tumor cerebral, también existen opciones de tratamiento. Su veterinario puede derivarlo a un oncólogo veterinario para que realice actividades como quimioterapia, radioterapia e incluso cirugía si el tumor está ubicado en un área operable del cerebro.

Por supuesto, si prefiere tratar de mantener a su gato lo más cómodo posible, su veterinario puede tratarlo paliativamente.

Stefanie Binder
Stefanie Binder
Amante de la naturaleza, ecologista, veterinaria.
RELATED ARTICLES